lunes, 28 de diciembre de 2009

Estancamiento


Amar es como respirar...

Puedes pasarte la vida intentando atrapar el amor, un suspiro, una caricia, un momento...pero al final acabas dandote cuenta de que aquel suspiro ahora sólo es aire estancado.
Busca el ahora, disfrutalo, saborealo, no preguntes por cuanto tiempo durará ni tengas tristeza cuando algo se marché. La vida tiende a darte todo lo que necesitas...no te aferres a las cosas de siempre, no te estanques.
Deja que el amor vuele libre, que te envuelva, respiralo y dejalo escapar cuando las corrientes lo eleven alto. Al fin y al cabo, sino sólo tendrás amor estancado.


Cuenta un antiguo cuento que un niño caprichoso atrapó un hada. Ambos se hicieron amigos, y más tarde, con la primavera, el árbol de la vida hizo nacer el amor. él niño disfrutaba mirando al hada y ella se sentía feliz por la compañía de aquel muchacho. Cuentan que nació el amor, que pese a ser tan diferentes se llegaron a querer. Unos días antes de otoño el hada le dijo al niño que debía partit hacia tierras cálidas para pasar el invierno. él, caprichoso, no puedo soportarlo y la encerro en una jaula. Le daba comida,calor, la cuidaba y jugaba con ella. El hada estaba feliz por su compañia pero sabía que ese no era sus sitio. Poco a poco la luz del hada se fue apagando, hasta que una mañana dentro de la jaula el chiquillo encontró el cuerpo inerte del hada. Cuentan que el lloró, que chilló que ella no le quería, que ella no se habia querido quedar con él, que todo lo que dijo el hada era falso. La realidad es que no se puede vivir de amor embotellado.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

me encanta tia, en serio.