lunes, 23 de enero de 2012

Recuerdo el día que nació Olivia de un sueño por ser diferente, recuerdo cómo se enamoraron todos de ella y cómo la escribían y la hacían bailar el agua de todos los tiempo que no fueran pretéritos. Recuerdo como incluso tú caíste en su literatura, cómo comenzasteis a moldearla, a inventarle sueños y con ello, limitaciones.
Y entonces, con las limitaciones llegaron mis cabreos, porque queríais encasillarla, cambiarla, concretarla. Y la deje morir, pero aún así seguiste enamorado de aquel recuerdo de sus palabras de pájaro, de sus miradas afiladas como el filo de un cuchillo; sufriste hasta que te juré que yo no era ella, y aún así lloraste las noches sin sus provocaciones difusas.
Quiero decir que voy a rescatarla para que me rescate, que necesito de sus alas de pájaro, su literatura pornográfica, de los lunes al sol de las nubes y de los besos que no daba y sentías. La voy a rescatar porque me estoy ahogando sin ella, sin poder volar tan alto; me ahogo en una lista inacabable de limitaciones y sueños trucados para que no den chispa.
Mañana me pienso subir encima del capó de tu coche y te voy a decir que me llames Olivia, luego te voy a enseñar ilusiones, te voy a dejar cogerlas, vamos a saborearlas a destiempo, a hacer planes, y entonces, cuando ya nada tenga sentido te voy a abandonar en una gasolinera con todos los recuerdos que hemos creado de la nada, y vas a aprender una lección importante...
Da igual que intentes odiarme, porque la libertad que te dieron mis horas no te la van a saber dar ni las alas de un águila, que te voy a hacer volar alto y tendido y luego nos vamos a estrellar contra el suelo.
Y dentro de unos años sólo recordarás "Olivia" y aunque te joda vas a aprender a darlo todo como si no hubiera mañana.

Créeme, duerme bien esta noche, porque te prometo que desde mañana hasta que me largue vas a vivir todos los días veinticuatro horas.

5 comentarios:

Forgotten words dijo...

Que pedazo de texto, aunque he de admitir que en el final la sed de venganza le ha quitado un poco de encanto, para mi gusto, pero aun asi me encanta ;)

SMSC dijo...

Vaya textazo chica. Da gusto leerte, que envidia te tengo :$
Este es literatura pura, y no sé como lo haces, en quien te inspiras, qué haces para escribir, pero debes de tener las manos de oro :)

Carolina dijo...

Me ha gustado, aunque coincido un poco con el primer comentario, el final es un poco forzado y con falta de ganas, o quizás demasiadas. Pero aun así es indudable que impresionas y me encanta.
Un beso.

Pablo Galván dijo...

Hermoso texto. De eso se trata la literatura, de plasmar en palabras lo que sentimos, lo que pensamos; sea amor, odio, amistad, rencor, etc. Nada de eso le quita encanto. Saludos! ;)

marta dijo...

Muy bonito, pulso narrativo firme y muy entretenido. Enhorabuena por tu blog