martes, 21 de febrero de 2012

"La misma noche que hace blanquear los mismos árboles; nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos. Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise; mi voz buscaba el viento para tocar su oído"  Pablo Neruda, poema XX







No puedo escribirte sin llorarlo, porque las palabras de hoy vienen marcadas a fuego en la historia que cuentan mis ojos y esa sonrisa triste que me sale a veces de los finales que duelen y te callas.
Hoy habrían sido cinco años que hace uno habría llorado con la misma desesperación y rabia que me ha mantenido viva cuando la ilusión no supo hacerlo, pero ha  llegado mi veintiuno y sólo rezo porque no tenga que llevar más cruces a cuestas como esta, porque aunque sea hermosa es puta como ella sola y sólo sabe joderme con esas promesas que no supe cumplirte.
Y las palabras de hoy se me están clavando como puñaladas porque sé que quiero decirte adios pero no me sale, porque tengo esa promesa de amarte hasta que me muera quemándome en la garganta como si estuviera viva y el pecho, casi sin aire, me dice que morimos de nuevo cada vez que respiro, como si estuviera destinada a perderte día tras día hasta que ya no pueda hacerlo más.
Hay una parte mía que lleva tu nombre, que siente contigo y a la que no puedo renunciar porque, aunque llevarla conmigo sea doloroso, sé que no soy nada sin ella.
Y es que aunque mis ganas rozaran la muerte algunas noches, te juro que, amor mío, no me arrepiento de nada.



El de hoy es un texto especial, para la persona que hizo que hoy siga escribiendo y para ese amor que                                                                                                         sostiene cada palabra que lees, aunque ahora tenga otros nombres y unos sueños distintos. 
Porque le joda a quien le joda, a mi la primera, siempre va a ser él, y es una putada decirlo en alto y una limitación muy grande con la que voy a tener que vivir siempre. *


*Y en algún momento me enamoraré de nuevo y más, por supuesto, pero ya nunca volverá a ser la primera vez.






FOTOGRAFÍA: LUCIA SEXPERIENCE. una belleza

14 comentarios:

Lucía S. dijo...

Tenía la sensación que cogerías esa imagen♥ Gracias por utilizarla para publicar este texto tan tan tan bonico. Te quiero, mi niña♥

Laura Pérez Gilabert dijo...

Podría haber escogido cualquiera porque tienes belleza para dar y regalar cabrona ;) Me alegro de que te guste el texto. Te quiero igual

Forgotten words dijo...

Ufff creo que por primera vez no solo has callado mi razón y mi boca, sino que también mi corazón, ya que no se que decir, ni siquiera estoy segura de que cualquier palabra sea capaz de transmitir lo que siento y pienso, si es que lo hago...
Simplemente una vez más sublime

Asdfghjkl dijo...

Es precioso.

Laura Pérez Gilabert dijo...

Realmente ha sido un texto desde el corazón, así que me alegro de que también haya llegado al tuyo. Simplemente gracias, por pasarte, por leerme y por dejar aquí escrito lo que escribes, porque es lo que hace que siga escribiendo.

Laura Pérez Gilabert dijo...

Muchísimas gracias

Madame Garburn dijo...

Pff es un texto muy bonito y emotivo, desde luego.
Mentiría si te dijese que no he llorado! Eres una artista

SMSC dijo...

Me uno a muchos de tus comentarios, eres una ARTISTAZA!!

Laura Pérez Gilabert dijo...

Muchas gracias María, de veras me alegro de que te haya gustado! Un beso!

Laura Pérez Gilabert dijo...

Tú eres una artistaza, las cosas como son!

Mandarina dijo...

Que intenso...la verdad esque yo ahora mismo aún estoy en ese primer amor y espero que siga así pero no puedo evitar pensar cuando las cosas se tuercen que si acabara me sentiría tal como hablas...exactamente así! (Lo cual me aterra un poco porque me garantiza que no es una cosa mía sino que realmente 'es' así...que terrible :s)Ánimo!

Laura Pérez Gilabert dijo...

No hay porque tener miedo de sentir, hacernos daño, caernos y reaprender son cosas de la vida. Sólo disfruta, las historias nunca mueren porque aunque las cosas salgan mal, cada cosa que vivisteis juntos seguirá formando parte de ti y de lo que serás, siempre.
El amor es algo maravilloso, y sufrir o llorar por amor, es un precio que se paga con gusto, créeme.
Espero que ese primer amor te dure toda la vida. Un beso enorme

manolilloc2c dijo...

por el valor de escribir esa aclaración final que me pone el bello de punta eres GRANDEEE. Brindo por las veces que perdimos las mismas batallas

Laura Pérez Gilabert dijo...

Sé que no me conoces de nada, pero me han emocionado tus palabras. Gracias por el comentario, en serio. Brindo contigo por esas batallas