jueves, 11 de febrero de 2010

...


Y sólo basta cerrar los ojos
para verte aquí, frente a mí.