lunes, 8 de febrero de 2010

Las personas parecen mejores de espaldas.

Un día, hace mucho tiempo, decidí que no me gustaba lo que veía y me tape los ojos.
He caminado mañanas, tardes y madrugadas sin saber realmente en que punto se encontraba el sol, si llovía o estaba nublado, sin distinguir más que el ruido de mis pasos. No he dejado de andar, he caminado sin saber por donde.
Hoy he visto una luz, parece que por fín ha salido el sol, pero tengo miedo de destapar mis ojos y que tan sólo sea una luz artificial.
He aprendido cosas que no sabía, como que se puede llorar con los ojos cerrados o que se puede querer sin poseer, que se puede sentir sin tocar y que tocar el corazón de alguien es como descubrir un país, tu nombre queda allí grabado.

Y sabes qué es lo peor de esta paranoia? Que con los ojos cerrados, así...TE VEO.
No sé decir te quiero si no es a tí, pero que más da.



1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Me gustó la peli.
Te quiero Laura, mucho♥