domingo, 14 de marzo de 2010

DUALISMO


Según las teorías dualistas expuestas por Platón entre otros muchos filósofos clásicos, los seres humanos somos cuerpo y alma, dos partes completamente diferentes que forman al ser humano.
El alma representa las ideas, los conocimientos y anhelos del ser humano. Es algo libre, puro y antes de estar encerrada en el cuerpo estubo en el mundo de las ideas, en presencia de ellas; su único objetivo es recordar esas ideas, esos conocimientos con los que convivió antes de ser encerrada.
El cuerpo, según los dualistas, es un lastre, un peso con el que el alma debe cargar. Un peso que la obliga a satisfacer sus necesidades y le resta tiempo a la busca del conocimiento. El cuerpo son las cadenas del alma, algo de lo que sólo se liberará mediante la muerte del ser.
El hombre y la muerte, que concepciones tan infinitamente separadas, cuando el hombre ES la muerte no existe y cuando la muerte existe el hombre ya no ES.
A menudo he pensado en esto, me he sentido angustiada cuando alguien se fue, he chillado y pataleado sin saber por qué tenía que ocurrir así. Hoy sé que aceptar esto es crecer, es madurar, forma parte de la vida, entender que estamos aquí vivos y somos seres finitos. Entender que en algún momento moriremos, que todo se acabará.
Y entonces, cuando todo se acabe el alma quedará libre, se deshará del cuerpo, de lo único que la mantenía atada, y así acabará nuestra vida, acabará con el éxtasis de estar muertos, de alcanzar la libertad absoluta, la pureza completa del alma.

Que mejor final para la existencia?




Estaba estudiando filosofía, con poco tiempo, pero a veces encuentro algo tan bello que sólo quiero escribirlo.


1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Aig, filosofía...
Nos hace pensar tanto =/
¡Y qué bien sienta!
JAJA :)