martes, 3 de noviembre de 2009

Aquella historia de mentira


Siempre fue la típica historia de amor sin final feliz; en realidad, siempre fue una historia de amor ficticia, sin principio ni final y ambos la vivían en sus sueños todos los días.

La historia no fue siempre la misma, variaba según lo que cada uno sentía; a veces él era el malo y la hacia sufrir, otras veces la mala era ella, y alguna que otra no había nada malo.

Cuando se veían callaban sus sentimientos. Ella enmudecía de pronto y el hablaba de más y acababa hiriéndola sin quererlo.

Y así, convertidos en simples muñecos sin valor para decir “te quiero” vivieron aquella historia de amor, entre sueños y fantasias.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero te quiero ..(LL)
&jamás me cansaré de decirtelo pequeña!
TODO '__'