miércoles, 30 de diciembre de 2009

Ojalá se me olvidara hasta su nombre...


Ojalá pudiera borrarte como si fueras un tachón más con mi lapiz, ojala pudiera olvidarme de tu nombre, de tu cara. Ojalá no recordara nada de lo que hemos vivido, ojalá los días volviesen a ser de colores y no de este feo gris, húmedo, frío, triste.
Me gustaría ir por la calle y no reconocerte, no notar tu presencia, sentir indiferencia.
Odio lo que siento y me gustaría arrancarme el corazón para no sentir ni una vez más eso a lo que todos llaman amor.
Odio como te miro, cómo espero a que tu lo hagas y como cuando tu miras finjo mirar para otro lado. Odio tu cara que solo em trae recuerdos bonitos, odio tu risa, tu voz que tantos te quiero me ha dicho.
Ojalá hubieras sido solo un sueño, ojalá nada de esto hubiera ocurrido...tu puedes imaginarte la de lagrimas que nos habríamos ahorrado el uno al otro. Ojalá no sintiera necesidad, ni debilidad.
No te imaginas cuanto desearía tenerte lejos, muy lejos, a millones de kilómetros, no verte, no oirte, no sentirte, no ver como sigues ahí.
Ojalá tu tampoco me recordarás, ojalá no hubieras derramado ni una sola lagrima, ojalá nunca hubieramos aprendido a decir te quiero.
Noto el vacio, noto como perfora mi pecho, mi alma, como se cuela en cada rincón de mi ser, cómo me impulsa a salir corriendo.
Lo he vuelto a hacer, he salido corriendo, he dado veinte pasos y me he puesto a llorar como siempre, con el mismo dolor y amargura. Sabes? Me dijeron que con el tiempo se aprende, se olvida, se deja de sentir necesidad...sólo sé que el tiempo pasa inútil, incapaz de borrar ni un sólo segundo.

Me gustaría volver a nacer, hacer las cosas bien y ser perfecta, no deber nada. Odio deberte todo. Odio tu compañia que me hace sentir estúpida, superficial, sola, triste, amargada...me hace sentir que no puedo, que vuelvo a caer, que irremediablemente siempre toco el fondo.
He hecho tantas cosas mal que siento como si ya nada pudiera salir bien. Y odio el amor, y te odio por hacerme sentir,
Te odio, te odio y te odio. Pero sabes? Tambien te amo, te amo y te amo. Es sentimiento contra sentimiento, emociones enfrentadas, siempre luz y sombra, claro y oscuro. No es una frase, es cierto, soy yo, es mi culpa, siempre mía, irremediablemente mía.

Desde que he empezado este blog sólo hablo de tí, de mis miedos, de un amor que no caduca, que no se pudre, que sigue vivo y no muere. Hablo del amor que intento matar, esconder, enterrar y que cuando creo que se ha ido vuelve de nuevo, nace, crece, hace que tiemble, que llore por ser tan débil. Me gustaría ser perfecta y estar a tu lado, pero entiendo que este no es el tiempo, que todavia no estoy preparada...que no debo si pienso que pueda hacerlo mal.

Es mentira que te odie, me odio a mi por sentir. Me gustaría no sentir nada, ser inerte, un ser muerto, sin vida.
Pese a todo, te quiero, es dificil olvidarlo y aún más explicarlo.



Esta es mi entrada número 100, por supuesto tenía que hablar sobre él.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Preciosa, como siempre.
Y sabiendo como es y quien es te digo que esa historia se repetirá, como siempre xd
(L)

te adoro y la canción tmb.