sábado, 27 de marzo de 2010

el loco, loquisimo amor


Era todo tan diferente...acostumbrada como estaba a disfrutar momentos a medias, a las medias sonrisas, a dar sólo la mitad, al miedo a fallar; lo único que pudo pensar es que todo era tan diferente, y que eso le gustaba.

Ella andaba a su lado, a veces separados, otras él la cogía de la cintura y las menos veces andaban agarrados de la mano, acariciandose el dorso de esta con el pulgar.
Se miraban, sonreían, y hablaban sobre cualquier estúpido detalle que les hubiera ocurrido de lunes a viernes. Y con tan poco ella era tan inmensamente feliz...
Nunca programaban nada, sólo quedaban y hacían lo que en ese momento se les ocurriera.

A veces paseaban hasta que anochecía y luego seguían paseando.Él la llevaba a sitios bonitos y la sorprendía haciendo todas esas cosas con las que ella soñaba. La llevaba a la punta mas escondida del mundo, una roca que sobresalía del mar, la cogía de la cintura y le decía que le encantaba ese momento. Ella sentía el viento en la cara, cómo el sol le acariciaba y su aliento en el cuello. Y amaba ese momento.

Otras se sentaban en el primer banco que encontraban y allí pasaban la tarde, entre besos y abrazos. Jugando a si pero no, al puede...
O iban a comer helado cuando el frío era insoportable sólo porque les apetecía. Y él se reía de sus manías, de su risa y le decía que la quería.

Alguna vez fueron a jugar al billar. El la agarraba de la cintura suavemente mientras ponía su cabeza en su cuello y la enseñaba a tirar. Cuando metían alguna bola se abrazaban pese a ir en diferente equipo. Y cuando él tiraba ella le soplaba al oido y eso hacía que se extremeciera y fallara. Él le decía que eso era trampa y la besaba poniendola contra la mesa de billar.

Era divertido, loco, inexplicable....
¡

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Vuelve... dice.
Retoma aquello que tú has dejado... dice.
Solo tú sabes que hacer.
2días...