sábado, 20 de marzo de 2010

Semplicemente


Y aceptar que esa herida sigue abierta va a tardar, todavía, mucho tiempo en curarse.
Al borde del precipicio, apunto de tirarme, gire mi cabeza y ahí estabas.
Te miré a los ojos. Si, ya has decidido algo...
Me giré y caminé hacía tí.
-Dime...dilo rápido,no te enrrolles. No necesito excusas ni mentiras. Sólo quiero la verdad.
-Aver yo estube pensando...
-He dicho que no quería escusas. Responde si o no. Me amas?
-No, ya no. Pero esque..
-Shh...ya está.

Y me doi la vuelta y corro hacía el precipicio.
Y al llegar al borde..SALTO!
Y caigo, y caigo....

GAME OVER.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

¿Y por qué parece que jamás termina ese vacío existencial?
Te echo de menos....