sábado, 20 de marzo de 2010


Es morena, estatura media y cuando camina lo hace con un deje de superficialidad. Cuando mira mata, cuando sonríe te hace complice y cuando ríe sólo eres capaz de compartir su alegria por vivir. Ella es así, natural y sin tapujos; no intenta ser quien no es, no intenta encajar, simplemente es diferente y se enorgullece de serlo.
A veces la olles hablar con caracter ofreciendo un par de patadas en el estómago a quien pueda intentar tomarle el pelo, pero cuando le toman el pelo sólo calla y ves a través de sus ojos empañados en lagrimas lo frágil que es por dentro. Y sientes el impulso de abrazarla, de protegerla...pero no te engañes, ella se cae y ella se levanta, sin ayuda de nadie, sin pedirla y sin quererla.

Quién es ella? Ella es todo lo que deseas. Deseas que te trastoque con sus caprichos, con sus idas y venidas, que te haga sentir como si fueras la única persona del mundo con sus miradas. Deseas que te haga sentir la estática cuando te toca, que te bese acariciandote el cuello mientras se ríe.
Deseas ver cómo se saca la ropa lentamente, tarareando. Cómo cierra los ojos cuando todo ha terminado, muerta, sonriente y feliz.
Porque sólo tu sabes como es, sólo tu conoces lo dulce que es. Lo que se esconde detrás de esa fachada de chica dura.

Que quieres? Qué deseas? La deseas a ella y a sus 53 kilos de dulce cafe cortado, a sus 164 centímetros y a sus ojos enormes, cómo dos bombones de chocolate.

Ahora equilibra la balanza, date la vuelta y finje que no te ha tocado el corazón, que sus palabras no son capaces de traspasar esa coraza.

- Hola, estoy aquí. Hablo de tí.Y es dulce, siempre lo es.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Uno de los que más me ha gustado.
Es perfecto.