jueves, 4 de marzo de 2010

un segundo


En algún momento la historia se olvida, se pierde, se transcribe y entonces sólo quedan aquellas pocas imagenes difusas que puedas conservar en la memoria.

Eso era lo que ella conservaba de él, una imagen difusa, sin forma.Ya no recordaba su cara, ni su voz, nisiquiera su olor, pero recordaba lo que le había echo sentir cuando sus miradas se cruzaron aquel 17 de diciembre en el hall del hotel Rizt.
Recordaba que tenía un humor extraño, que ella no logró captar; y que le costaba tan poco reirse como respirar, era algo tan natural el susurro de su risa.
Tambien recordaba su comisura derecha y la forma tan sexy en que torcía la boca cuando sonrreía.
A su alrededor un hall soberbio, lleno de lujos color aureo, de plantas caras importadas de paises exóticos y, por supuesto, los grandes de la moda.
Ella estaba intentando encontrar una habitación con menos luz, la suya era demasiado clara y no podía descansar. La recepcionista accedió cuando reconoció su rostro, el rostro de los anuncios de Women´s secret, la modelo mejor pagada del mundo, la más internacional y la más joven.
Ella pensó que jamás lo volvería a ver, pero cinco minutos despues de entrar en su nueva habitación, paareció él con todas las cosas que ella había dejado en su antigua habitación.
Ella lo miró con los ojos bien abiertos, mudos, incapaces de decir nada, desde la cama, cubierta por un albornoz. Él sonrrió amablemente, colocó las cosas de ella en el armario y posteriormente salió tropezandose con la alfombra, pero cuando ella fue a socorrerlo, el se levantó rapidamente y salió disculpandose con la mirada gacha de la habitación.
Despues de eso, nada.





¿Cuánto tiempo se necesita para construir una historia?
A veces hacen falta años para que algo sea sólido y fuerte, otras veces con unos pocos meses construyes algo, alguna que otra rara vez en semanas o días...pero qué me dices cuando la historia se construye en segundos? Cuando tu vida gira entorno a un mísero y humilde segundo, cuando todo lo que eres y serás depende de un misero instante en el que do miradas se cruzan y nace la electrostática? Cuando las personas nos alimentamos de esas eternas fotografías, vivimos por ellas, recordandolas, como un eterno zahir en nuestras memorias. Cómo hace falta tan poco para hacer tanta revolución en nuestro interior?
A veces me pasa, a veces vivo en segundos, enamorada de una risa, un susurro, una mirada, un escalofrío...
me alimento de ellos, de su magia, de el sentimiento que brota de ellos.
Porque tan sólo basta un segundo para decidir el destino del resto de tu vida, porque hay segundos que se nos quedan grabados en la cabeza o en el corazón, porque a veces un segundo vale mucho más que una vida entera.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

¿Por qué eres tan igual a mi?
te echo de menos...
NO SABES CUANTO!


En cuanto al texto, es precioso. Como todo lo que escribes...