domingo, 6 de junio de 2010


Escoge tu camino e intenta no desviarte. Nunca mires hacia atras, nunca te arrepientas de nada, nunca olvides lo vivido.
Y recuerda, las cicatrices de hoy serán la sabiduría de elegir bien mañana. Equivocate y saltate las normas de vez en cuando. Entregate por amor y sin miedo a equivocarte, siempre que sea por amor jamás será una equivocación.
Corre de un lado para otro y quedate quieto de vez en cuando, saboreando el momento.


Conocete a ti mismo y mira más allá de lo que está a tu vista. Juega con tu imaginación, con ideas descabelladas, baila cómo si no supieses bailar, canta como te dé la gana, sonríe y riete tan alto cómo puedas...y cuando veas alguien triste que ha caido en la monotonía invitale a vivir en esa pompa de jabón tuya.

No digas te quiero de forma forzada, estas cosas deben salir solas; ilusionate como cuando eras pequeño y apuesta todo por aquello en lo que crees. Busca y no pares hasta encontrar a alguien que comparta tu forma de ver el mundo, alguien que con sólo su presencia te haga sonreír.
Deja de buscar imposibles, tipos duros o chicas malas...porque el amor efímero o las ilusiones demasiado fugaces suele hacer daño.
Quiere a quien te quiera, a quien no e incluso deja que te quieran....querer es un derecho universal.




"Quiero compartir mi tiempo contigo, aunque sigamos hablando en terminos de horas sueltas en meses lejos de tí. Ya te he dicho que seré lo que tu quieras..." o "Me he hartado de cosas efimeras, caminos que no conducen a ninguna parte y horas imaginando cosas que sé que jamás ocurrirán. Se acabó, me marcho..y sé que algún día me echarás de menos."

Alguien me dijo hace poco "dentro de cada uno de nosotros se está librando una lucha..." Y no tengo nada claro quien ganará.

1 comentario:

cigarettes-coke dijo...

Jamás me enviaste ese mp por tuenti, éxplicate y te ayudaré:)
Te quiero MUCHO laurita mía.