martes, 24 de agosto de 2010


Me gusta mojarme bajo la lluvia en los días de tormenta y llegar a casa empapada, con los tenis como piscifactorías; caminar descalza por el medio de la ciudad y fijarme en la mirada curiosa de la gente que finje mirar hacia otro lado.
Me gusta reírme a carcajada limpia cuando algo me hace gracia de veras, sin privarme por nada o nadie; y llorar siempre que lo necesite, sin importar si se por que o si me rio por el medio.
Me gusta poner muecas estúpidas, hacer locuras y cosas irracionales, y discutir aunque no tenga la razón. Además, me hace gracia enfadarme, el silencio y las cosas serias en general.
Adoro hablar a gritos por la calle porque simplemente no tengo nada que esconder, y me da igual si cualquier cosa de las que digo es utilizada en mi contra. Me gusta decir a gritos que te quiero y ver tu cara vergonzosa intentándose esconder en la chaqueta.
Y disfruto hablando, hablando y hablando aunque no tenga ni idea de sobre que lo estoy haciendo, aunque solo sea para dar mi opinión y luego cambiar de conversación solo para jorobar.
Me gusta que se me quiebre la voz cuando intento decirle te quiero a alguien, porque me demuestra que de veras siento eso que digo; sentirme estúpida cuando la miro a los ojos y sonreír cuando no tengo ni idea sobre que contestar, porque me gusta que la gente se quede sin palabras y luego ría, que se tome la vida poco en serio porque al fin y al cabo nadie saldrá vivo de esta.
Me gusta darme cuenta de que no tengo la razón y de que he discutid de forma inútil, porque me hace gracia mi infinita estupidez; además de disfrutar cuando me sacan de quicio y enfadarme para reconciliarme a continuación.
Me gusta la gente que se fija en mis manías y en mis pequeños detalles, esas personas que te sorprenden sin por que aparente.
Me gusta la gente detallista, que te regala algo porque ha pasado por una tienda y ha pensado en ti o porque sabia que querías o te gustaría algo, porque eso significa que ha dedicado parte de su tiempo a pensar en ti, sin que fuera tu cumpleaños o tu santo, simplemente porque si. Además adoro que me digan que soy tonta y caprichosa para besarme con la misma, que me quieran sobretodo cuando tengo cara de culo y mal humor, me hagan reír con chistes malos y muecas estúpidas.
Me gusta que no me agobien, que no estén pendientes de mi todo el tiempo, que no me controlen, simplemente que me demuestren que si los necesito van a estar ahí para quererme, no necesito mas demostraciones de amor que esa.
Aparte, me gusta que hagan planes conmigo sobre nada en especial, aunque sea sobre gilipolleces.
Me gusta no tener que medir mis palabras y poder ser estúpida e infantil a veces y que otras me escuchen cuando intento ser brillante y madura. Me gusta que aprecien que soy autosuficiente y que aun así algunos días necesitare a alguien a mi lado porque no podre con todo; que vean en mi naturalidad una cualidad y no me censuren de ninguna forma, y que se rían de mi cara cuando estoy de mal humor.
Me gusta que me hagan callar con un beso o que me digan que soy una tonta incoherente cuando me enfado.

Me gusta que no me juzguen, que me escuchen aunque no me entiendan, que me defiendan si tengo razón y me digan si me he equivocado en algo. Me gusta que me cuenten cosas y contar hasta el mas misero detalle de mi vida. o se...solo soy esto, plana y simple.


¿Me puedes querer así como soy?

4 comentarios:

Hada Señorita de todos los apellidos posibles. dijo...

Muy buenos gustos. Comparto muchos con tigo!
Y buen texto (:

xx

cigarettes-coke dijo...

Desde hace ya bastante.

The lady sweet. dijo...

Son unos textos, impresionantes!

http://thesweetstyles.blogspot.com/

XX

Randomnes dijo...

no se si andare muy sensible o que, pero me emociono mucho cada idea expuesta aqui, muy lindo :)