lunes, 30 de agosto de 2010


Casi todos los teamos y los tequieros son de mentira; simplemente palabras al viento, tan vacias como vagas y poco precisas, a menudo casi tanto como los que las pronuncian.
Querer a alguien no es algo que se te pueda pasar, que se sustituya por algo mejor, todo lo que sea así ni es de verdad ni es siquiera merecedor de otro a cambio. Si se quiere se quiere, se deja porque no funciona, no va bien o por cualquier otra cosa...pero si se quiere, es para siempre.


Él se acercó a ella, a paso ligero y casi tuvo que ayudarla a bajar del taxi. Luego todo fue muy deprisa, casi con urgencia, con inconsciencia y deseo. Al acabar o quizás por el medio ella quiso irse y se lo pidió casi llorando. No esperaba ningún tequiero a cambio.Fue cuando él comenzó a hablar de sentimientos.

-Díme qué sientes- le dijo dándo lugar a un pequeño segundo dónde cupieron las esperanzas.
Ella respondió, quizás fué precisa, quizás más de lo que habría devido. Y fue inútil, porque al segundo él respondió tajante.
-Yo estoy enamorado de otra. Es perfecta, ideal...blablabla- dijo con los ojos encendidos.
Ella no dijo nada, en realidad le daba igual. Si quería enamorarse tenía todo el derecho y además, qué coño, se lo merecía. Sin embargo pensó en mil replicas, cómo qué coño hacía ella allí si quería a otra. El caso esque daba igual, no tenía ni ganas ni tiempo, y no sabía si merecía la pena luchar.


He estado enamorada una sóla vez en la vida, fue duro y acabó mal. A veces pienso que era un gilipollas, y quizás lo sea, pero si le regalé mi corazón fue porque en algún momento lo mereció. Jamás me voy a arrepentir de vivir lo que viví, aunque lo pasara mal a veces o no haya llegado a buen puerto; y aunque a veces lo odie y diga que fue un cabrón, lo cierto esque si me pides unas beunas palabras sobre él también las sé dar.
Quizás por eso todo este rollo me parece vacio y estúpido.Los tequieros de la gente me parecen estúpidos, porque los regalan como si nada. Un tequiero es algo que decir cogiedo todo el aire que puedas y sintiendo cada sonido que surge de tu garganta; es alg con lo que se te tiene que quebrar la voz y llegar a sentir eufória y mied al mismo tiempo. Y lo mejor de todo, tienes que desear tanto decirlo que te brillen los ojos.


Bla bla bla.... quién al sigue, la consigue.

4 comentarios:

Randomnes dijo...

pense que era la unica loca que pensaba que cuando dices un te quiero/amo es para siempre, es verdad eso no se puede regalar solo por que si...

saludos!

cigarettes-coke dijo...

Volvemos a ser yo.

Ricardo J. Román dijo...

Muy buen blog. Me ha gustado conocerlo.

Saludos!

The lady sweet. dijo...

Solo una palbra guau! (y no estoy segura de que sea una palbra) ;)
Me encantan tus textos, escribes genial!
POr cierto hemos actualizado, paste cuando puedas :)

xoxo.