jueves, 2 de septiembre de 2010


Hay días en los que una fuerte apatía se apodera de ti y de tu vida, y te sientes poca cosa, indiferente con el mundo que te rodea, como si de alguna manera extraña tu y el mundo no os encontrarais en el mismo lugar.
Te levantas a regañadientes de la cama, con planes de nada que te hacen sentir sola y triste, abandonada en un mundo que dista mucho de ser bonito.
Caminas por la calle mirando hacia todas partes y no viendo nada. Te saludan y sólo dices hola, porque más palabras que esa son un esfuerzo para tu ya cansado cerebro.
Tienes ganas de rendirte porque no le encuentras sentido a nada, porque no hay nada qué merezca la pena o por lo que luchar, y ves la vida de la gente poco entretenida. Comienzas a tener miedo de caer en la rutina, o más bien, de haber caido ya y de no haberte dado cuenta.
Menos mal que esos días sólo son unos pocos al año, de estes que cuando te acuestas sientes que habría sido mejor no levantarse.

Hoy ha sido un día así, sin ganas y sin fuerza, triste, solitario...; no te preocupes, creo que sólo es ausencia de alguien que me diga Te quiero mirándome a los ojos, que me haga sentir unas cuantas mariposas en el estómago o me haga reir con fuerza. Lo echo de menos...

A pesar de que la gente iga que no, el amor es como uan droga, te hace sentir completamente fuera de tí, palpitar tu corazón desvocado, y cuando se va te sientes vacio, con mono...como si sólo desearas sentir aquello de nuevo.
QUIERO ENAMORARME, NO ES UN SECRETO.

2 comentarios:

Randomnes dijo...

despues del porrazo que me pegue con mi ultima pareja pense que nunca mas querria enamorarme, pero el amor no tiene la culpa de las malas experiencias, apreni y creci teniento muchos dias como los que describes, yo tambien quiero enamorarme otra vez ya no tengo miedo :)

cigarettes-coke dijo...

Nos encanta enamorarnos. Te quiero♥