domingo, 2 de enero de 2011


Después de un año de caida al vacio y de dejarme llevar por la corriente toca poner los pies en la tierra...
Hace casi un año empecé a hacer lo que me apeteció sin pensar en rendirle cuentas a nadie y en que me daba igual lo que pensase el resto. La caida ha sido más honda de lo que yo esperaba y creo que ahora tocará hacer alpinismo por la columna vertebral de la vida...he hecho las cosas mal pero algunas me han hecho darme cuenta de verdades en las que no habría caido de otro modo, así que me arrepiento hasta cierto punto porque lo otro creo que ha sido necesario y no sabeis cuanto.
Los cambios en la vida de una persona los lleva a cabo el amor...y el amor se basa en el respeto, la confianza y sobretodo la fé. Ayer alguien me devolvió al fé y yo voy a regalarle confianza y respeto.

MI RAZÓN ERES TÚ...siempre has sido tú.

4 comentarios:

Romi (randomnes) dijo...

ay Dios, si el amor tiene un poder increible sobre uno!

un besito!

Café, pluma y cigarrillos [ⅎ˄] dijo...

Me gustó como escribiste el post... y tienes razón a veces cuando uno decide hacer las cosas sin importar lo que los demas piensen es cuando te das cuenta de cosas que no valen la pena, pero vale, es como todo tiene sus ventajas y desventajas!!!

un abrazo!

J. dijo...

De acuerdo con romi en lo que dijo. Precioso blog y photos ! (:

Ana Lucia Fernandez dijo...

Me ha encantado tu blog, espero nos podamos seguir y leer siempre.

te sigo ya mismo, sigueme a:
http://dilemasyreflexiones.blogspot.com