sábado, 8 de enero de 2011


-Señor cura, desearía leer los votos que he escrito.- dijo Olivia con esa sonrisa excepcional, que hacía que jamás le pudieras negar nada aunque quisieses hacerlo.
-Por supuesto.- le sonrío el cura con sinceridad.
Todo el mundo miró a Olivia curiosos de saber qué tenía que decir en el dia de su boda. Él la miró a los ojos y entonces supo que lo que le seguía a eso iba a ser algo grande, que iba a dejar lo bonito a un lado y simplemente iba a hablar con el corazón.

-No tengo un guión que seguir porque siempre he creido que las palabras que surgen del corazón, sin premeditación, es lo mejor que podemos ofrecer. Suelo ponerme a llorar cuando hablo de cosas así, pero hoy me siento muy entera y quisiera hablar.
Cuando era una niña dejé de creer en Dios, no se escandalice padre, pero lo cierto es que su palabra me parecía vacía, sus normas incapaces de cumplir, la iglesia algo abstracto y el matrimonio un papel como otro cualquiera. Yo no creía en él porque jamás, aunque haya ido a un colegio de monjas, me explicaron bien lo que era...si me caso por la iglesia hoy es porque puso a este hombre en mi camino e hizo que lo amara como sólo alguien grande puede hacer que suceda algo; porque cuando lo miro a los ojos yo veo amor y Dios es eso, amor, no? No creo que sea un ser, si no esa energía que fluye por las personas y nos hace ser honestas, leales, fieles y nos une mediante el amor. Y el amor es lo que hace que dos personas decidan unir sus vidas. Realmente no tendría por qué casarme pero he sentido la necesidad de declarar mi amor ante todos los presentes uniendo mi vida con la de este hombre bajo este contrato. Él ya sabe que no soy la mejor y que jamás lo seré, pero aún así me ama y cree que no hay un lugar mejor que mi hombro para llorar y nada más tierno que mis palabras para calmar su ansiedad cuando la vida no le da todo lo que merece; y yo siento lo mismo hacia él. Él hace que cada mañana, cuando despierto con sus piernas enredadas en las mías, salga el sol, y da igual si llueve fuera porque la luz inunda mi vida. Prometo equivocarme muchas veces respecto a muchas cosas pero siempre intentar solucionarlo, prometo poner mi empeño en hacerle feliz cada día, prometo estar ahí en sus malas rachas recordándole que aunque de amor no se viva, ayuda a vivir y mucho. Prometo serle sincera y dedicar mis sonrisas más bellas a él, prometo querer envejecer a su lado y conversar con él cuando nuestros cuerpos ya estén cansados y no puedan practicar sexo. Prometo enamorarme todos los días de él, intentar ser lo que merece aunque algunos días necesite gritar y lo pague con él. La vida no va a ser un cuento de hadas, pero quiero pasarla con él. Y prometo coger su mano cuando todo este en las últimas y amarlo incluso cuando no esté aquí. Lo que le entrego hoy a este hombre no es mi cuerpo porque el cuerpo se desgasta, le entrego mi corazón y mi alma y la promesa de ser su salvavidas el resto de mi vida.-Olivia se calló. Toda la Iglesia permanecía en silencio.
-Si quiero padre.- dijo Héctor al borde de las lagrimas pero con una sonrisa sincera en la cara.- Porque sé que quiero que esta mujer sea mi esposa y la madre de mis hijos desde que me dijo su nombre y me sorío con esa sonrisa.- terminó. El cura carraspeó incrédulo todavía.
-Y bien, despues de la sincera declaración de la novia, yo os declaro marido y mujer. Puedes besar a la novia.- sonrió contagiado ante tanto amor.
-La iba a besar de todos modos pade.- dijo Héctor acercándo la boca a la de Olvia mientras la miraba a los ojos de esa manera que sólo puede significar una cosa. La has cagado tío.

Y la iglesia estalló en carcajadas. Olivia y Héctor se miraron a los ojos y luego volvieron a besarse.
Cuando uno ama a una persona, vive con ella y ya ha hecho todo en la vida...lo que queda es casarse y decir SI QUIERO a esa nueva vida.

6 comentarios:

Romi (randomnes) dijo...

ME QUIERO CASAAAARRRR, que amor de texto !!!!!

hermoso, es mi sueño optar a esa nueva vida :)

Never Give Up dijo...

Pufff... me has dejado sin palabras.
Siempre me pregunto que es Dios, o como lo vemos. Este texto expresa tan bien muchas de mis dudas...Genial, gracias por ponerlo.
Un beso :)

Anónimo dijo...

Il semble que vous soyez un expert dans ce domaine, vos remarques sont tres interessantes, merci.

- Daniel

Laura Pérez Gilabert dijo...

Merci beaucoup Daniel. Je suis content que vous aimez mon blog. (je ne parle pas très bien français)

Anónimo dijo...

Es IMPRESIONANTE y realmente bonito... me gustaría saber si es de alguna película o libro...
Gracias! y mucha suerte con tu blog es genial! :)

Laura Pérez Gilabert dijo...

no es e ningún libro ni ninguna pelicula..es mío =) Muchas graciasss, de veras.