miércoles, 23 de marzo de 2011


Podría intuir aún con los ojos tapados tu sonrisa; ahora que estás de espaldas puedo mirarte mejor el culo y así, mientras el viento despeina tu pelo, puedo adivinar que deseas que alguien te despeine de una vez por todas a base de mordisquitos en el cuello.
Esta noche eché de menos tu espalda dándome las buenas noches visiblemente enfadada, y tu respiración a mi lado como un signo de que sigo vivo a pesar de todo.
Así sin máscaras casi que me siento pequeño y mucho más hoy que te empeñaste en ponerte tacones para casi alcanzar mi boca con la tuya.
Déjame decirte que incluso cuando te enfadas disfruto de tu compañía y que tus gritos enfadados son mi mejor despertador por las mañanas...es cierto que echo de menos los besos, las miradas felinas y esas cosas, pero me divierte hasta la saciedad verte los morros en mueca de odio y tus ojos pequeños que denotan enfado.
Ai Olivia, cuándo entenderás que te amo a pesar de cada berrinche, aún cuando estás insoportable y me tiras yogures desde la puerta del salón porque te pongo nerviosa.
Sí, te quiero; sé que es tonto escribirte esto en la nevera porque sólo te interesa el contenido de esta y no ves los mensajes que te dejo hasta después de tiempo, pero no sabía que más hacer.
Esta noche te invito a cenar a tu restaurante favorito, champán y sexo. ¿Qué me dices?

Siempre tuyo y tan tonto como de costumbre.

Héctor

4 comentarios:

Luce dijo...

el amor loco

Cuchicú dijo...

Jo, qué bonito. Me encanta. Le gustan las cosas malas también, eso es querer :)
Por cierto mis entradas son cutres ¬¬" jajaja pero gracias :) a mí también me gustan mucho las tuyas.

PD: Sabes que tenemos gente en común no? :)

MoonsDream dijo...

Si es que hasta con un yogur en la cara la quiere :)
Precioso.

Un beso!


EMME

Pablo Villacañas dijo...

Hola-hola!! me animo a comentar porque cuchicú lo hizo jajaja
precioso el texto, es que no se que más decir... xdd