viernes, 26 de agosto de 2011

Hay segundos en los que todo cambia, como el día que te toqué el culo y me fui riendo. Recuerdo tu cara, posiblemente tu no sepas ni de que día hablo, pero a veces creo que eso fue el principio de todo mi mundo.
No sabíamos que iba a ser de nosotros al día siguiente, pero sabíamos que queríamos vivirlo juntos, no sólo un poquito, lo queríamos todo y a lo bestia. Hicimos planes, a veces creo que fuimos demasiado lejos; nos imaginamos viejitos, cansados, pero felices...también nos imaginamos jóvenes, locos, descerebrados, muertos de amor. A veces te imaginaba lejos y dolía, como si pensarlo lo hiciera real.
Y fuimos creando cosas, un mundo a parte, sólo nuestro, lo llenamos de risas, de recuerdos, del día que me mandaste aquella canción que yo escuché durante años, de primeras veces, primeros pasos, primeras peleas, primeras reconciliaciones... y crecimos, crecimos demasiado.
A veces creo que nos olvidamos de soñar, que se nos quedo pequeño...pero hay noches en las que tengo miedo y me escondo bajo las sábanas, y entonces, entonces pienso que todavía cabemos los dos en ese mundo, que habría que tirar cosas, que tendríamos que compartir otras y pegarnos un poquito más el uno al otro...y sabes? creo que eso es un mundo de mayores.


Nunca dejes que nadie te diga que eres demasiado pequeño o demasiado mayor para hacer algo, la grandeza es sólo una de las sensaciones de la pequeñez...no somos grandes o pequeños, sólo somos, y eso es bello.

5 comentarios:

Mandarina dijo...

Me recuerda a Revoltionary road..las parejas que empiezan felices y son arrastradas por la rutina, el trabajo...yo intento tener presento lo que escribes, pero a veces es complicado

Forgotten words dijo...

Increible el texto, la verdad que me he quedado sorprendidisima, me ha encnatado :)
Esta sociedad se empeña en decirnos que tenemos y no tenemos que ser o hacer, pero se olvidan de eso que nosotros mismos valemos mucho mas que nada :)

SMSC dijo...

Puuuuaf, que final. Que moraleja, que textazo. Sabes? Hace unas horas tuve una conversación algo parecida.
PD: Ese párrafo del final me ha servido como lección. Hace mucho tiempo que dicen que soy pequeña para hacer cosas de mayores, y parece que son ellos los que no se dan cuenta de que ya me hice mayor hace tiempo :(

Saronda♥ dijo...

¡¡¡Herrrrrrrrrrmoso como todo lo que escribes nenaaaa!!! XD ¡¡¡ADORO TUS TEXTOS!!! Tanto que los tengo guardados en mi computadora. Tranquila, lo de plagiar no me va ni me viene, me parece algo de lo más denigrante tanto para el plagiado como para el plagiador, XD Es sólo que me fascinan tanto que tenía que guardarlos XD Sólo algunos, claro, ¡Porque tienes muchos! Jeje, pensarás que te comento puras estupideces que no tienen que ver con la entrada... pero algo tengo que decir al menos ¿no? XD ¡Te quiero volver a leer pronto!

Attt: S@rond@-

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

wooh un texto precioso! me encanto, sencillamente me dejó sin palabras! tus entradas son cada vez mejor :D sigue asi! saludos ^^