lunes, 22 de agosto de 2011

Voy a bailar claqué sobre tu espalda hasta dejarte la marca de mis tacones de aguja, luego voy a saltar sobre tu estómago como si fueran camas elásticas y pienso hacerte aguantar la respiración hasta que de una puta vez por todas, te quedes sin aliento al mirarme.
Que ya no me importa que te vayas, que hoy te voy a dar yo la palmadita en la espalda con dedicatoria cursi incluída, para que mañana cuando pienses en mí no recuerdes mucho más que mi culo despareciendo al doblar la esquina y mi conjunto de lencería rojo que acabó en el fondo de la piscina aquel sábado noche.
Tu recuerdo sabe a champán y a sexo en cualquier lugar del mundo, a visto y no visto, a un espectáculo de combustión espontánea entre tu cadera y mi cintura.
Y no he visto nada más simple ni que me ponga más a cien que esa manera en que me miras cuando me pongo de malas, y que si, que la voy a echar de menos en invierno cuando vuelva el frío y tu estés allí y yo a saber dónde y de qué manera.

5 comentarios:

Saronda♥ dijo...

¡¡Vaya...!! Bueno, Laura, la verdad es que ¡ME ENCANTA! XD No, enserio, está fenomenal. Me gustaría escribir aunque fuese la mitad de bien que tú...

Attt: S@rond@-

SimPLeMenTe Yioo..! dijo...

Guauuu!
Me sorprendiste con tu nuevo estilo salvajeee...Hahahaa!
En seiro me encantó.
Espero que hagas mas textos como este fue increible asta leerlo!
Publica pronto.
MXS BZS**
Aqui te dejo mi blgo por si te quieres pasar:
http://reflexionesdeunalocaa.blogspot.com/

SMSC dijo...

Me has dejado sin aliento. Me ha recorrido una especie de escalofrío por la espalda a medida que iba leyendo. Ya no sé que voy a hacer, me tienes adicta a tu blog :)

Paul Scourgen dijo...

30000 (esta vez de casualidad)

yo también te he leido textos mejores, porque detesto a ese tio, y no entiendo que se pueda escribir algo tan bonito sobre una mierda de persona, en mi mundo no se lo merece.

Laura Gómez dijo...

Tienes una forma única de acabar los escritos. Me gusta mucho mucho como escribes, pero los finales siempre son una pasada. Esas últimas tres rallas me hacen pensar muchas cosas...