domingo, 25 de septiembre de 2011

Que si joder, que a mi también me gustaría regodearme de mis errores, de mis fracasos, de mi jodidísimos y asquerosos vicios, pero no soy tan valiente. Que yo también me cago de miedo con la palabra compromiso, los siempres y las promesas que cuesta cumplir, que a mi tampoco me gusta ser lo que se espera o tener que esforzarme porque es lo que toca. Que aquí las cosas las hago porque me da la puta gana o no las hago. Y que tengo unas ganas de cagarme hasta en la madre que me parió que hasta a la alfombra se le ponen los pelos de punta.
Y también, por qué no decirlo, mataría por ser feliz cuando las cosas están bien hechas, pero encuentro la carcajada perdida en aquellas que no debía hacer y sin embargo hago.

Siento lo que nos hizo el tiempo, cómo nos folló el pasado sin pedir permiso, como nos ataron los sueños y dejaron sueltas las sonrisas fáciles de un sábado noche con más litros de cerveza que de sangre. Y estoy cagada de miedo porque yo antes tenía planes y ahora sólo tengo excusas, cómo esto de medio sentir que me haces falta aquí y ahora para sentirme algo viva; incluso cuando me tocas el culo en vez de cogerme la mano, porque no sé que cojones tienes, pero me gusta.
No espero nada más que que me de tiempo a cantar subida a la barra de un bar alguna canción en inglés a grito pelado, copa en mano y con un tío que merezca la pena aplaudiendo mis ganas de volar aunque sólo sea cuando estoy ebria y me dejo sonrísas en todas las esquinas.
Que por alguna extraña razón quiero ponertelo fácil y acabar más veces en una piscina a las nueve de la mañana, y follarte tres veces al día para que cuando estés cansado no sea del mundo, ni de mi.
Y que estoy hasta el culo de pensarte tantas veces debajo de mi y que no se haga realidad ninguna.


Quiero que me lleves a la luna en viaje astral mientas gemimos en tu cama.

5 comentarios:

SMSC dijo...

Pero, en serio, como puedes escribir así? Me pones los bellos de punta siempre, eres extremadamente increíble y siempre sabes darle ese toque final que me fascina. No hay texto que me haya leído tuyo que no haya terminado con una sonrisa en la cara.

Carolina dijo...

Las cosas simplemente a veces, no son tan fáciles, y aunque nos conformamos con poco, queremos más.
La última frase es genial, la verdad.
Y, estando de acuerdo con SMSC, tus textos tienen algo que enganchan.
Ya te lo dije una vez, me encanta leerte!
Muchos besos.

Lau. dijo...

Y si, que por alguna razon se lo queremos poner facil, y quee el miedo nunca se va y ese es el mayor problema.
Me encantaan todos tus textos, son increibless, sigue escribiendo asi por favor :)
un besoo, cuidatee Ü

AMOR Y OTRAS DROGAS ♥ dijo...

dioooooooooooooooooooooooooooossssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssssss !!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!! demasiado mi niña !

Anónimo dijo...

Laura,pero q bonito,me gustaria verte en esa barra cantando conmigo y gritando,pero una de esas Españolas,como en los viejos tiempos y pasarmelo bien contigo guapa,decirte chistes en la oreja,estirarte de la camisa para q tu me cuentes cosas.
Las navidades son blancas si sueñas q esos copitos de nieve son los que soñabas cuando eras pequeña y querias tocarlos con tus manos,te daba igual q fuésen las 3 o las 7 de la mañana,te daba igual todo,pero lo mágico de las cosas tan símples,eran lo que te hacian ser felíz,hacer lo que una niña tendría que hacer,espero que estas navidades sean de lo más blancas para tí guapa y hagamos carreras de trineo juntas,pero no te pases con esas guerras de bolas de nieve,que yo suelo soñar también.
Un besázo guapa.