viernes, 30 de septiembre de 2011

UNA DE BLOGUERA



Las cosas bonitas son fáciles de rimar, pero la realidad es un poco más cutre, y también, un poco más heavy, y por eso ya no escribo tanto como antes.
Supongo que a ti ya te habrá pasado eso de acabar haciendo garabatos en un papel a la tercera frase, porque lo de estar inspirada es como que te mandaran a por tizas siendo veinticinco en clase, vamos, chiripa pura y dura.
Yo por ejemplo, sólo escribo cosas que merecen la pena cuando estoy triste, de estos días que literalmente no salgo de cama y a eso de las once llega mi madre y me dice "pero cómo no estás en clase?" y yo le contexto un "estoy enferma" o a veces ni eso, a veces un "no me da la gana" y basta. Yo creo que ya se ha acostumbrado a no entenderme porque grita un poco y ya, total yo soy de las que sonrío e imagino que me grita cosas lindas, que en el mundo ya tengo razones suficientes para enfadarme como para que me añadan cosas a la lista.

Esta mañana he estado recapacitando (tengo mucho tiempo libre últimamente) y me ha dado por cabrearme, por hacer algo de provecho, ya sabes. Así que estoy inconforme e indignada porque el mundo no es como debería y yo tengo todo el derecho del mundo a ponerme de morros. A ratos me acuerdo de los pobres niños pobres, valgame la redundancia, y me siento un poco estúpida y me da por reírme de mis problemas; pero nada, dos segundos después me cabreo de nuevo porque un día se les dio por enseñarme que da igual que una goma sea más grande que otra, las dos son gomas; así que mi problema, aunque sea una goma pequeña, también es goma.

Y no os creais que estoy cabreada por eso del aunmento de la contaminación, que también, pero es que yo también soy persona, y a veces egoísta hasta decir basta. Aqui, la nena, está cabreada porque no le quieren comprar una blackberry; con sus dieciocho años y algo, a quién se le cuente.
Pues si, muy cabreada. No por el hecho de que no me la compren, que supongo que al final acabará cayendo aunque me la tenga que comprar yo; estoy cabreada porque en mi casa la gente es mayor y tiene criterio sólo para ciertas cosas, para lo que les conviene, vamos. Y yo, que tengo más mala leche que paciencia me acabo cabreando y me da por el NO, empezando por eso de "ven a comer, Laura" y mi claro "NO", y ahora yo estoy aquí muriendome de hambre, eso sí, con este orgullo de mierda intacto.
 A veces eso es mi vida señores, un "comprame esto mamá! o un "dame dinero" con contestación "pero tu te crees que soy el banco de españa?", que a veces dan ganas de contextar con un "y tu que las cosas las regalan por la calle?", pero que te callas, porque en esta vida hay cosas que hay que callarse y una de ellas es una replica a una madre, porque al final ganas más.
A ver que más os cuento...que ya que me he puesto rollo pesada y no creo que lo lea nadie voy a soltarme en rollo.

Ah, si! El amor, el amor señores no es una mierda pero casi casi; es como comprar un móvil (ya que hoy tenemos el día blackberry).
Hay un montón de móviles en la tienda, cada uno con sus pijaditas, cada uno perfecto para un tipo de persona. Y los planes, con sus 100x1, mi favorito, etc, etc. Y tu vas a la tienda, no? Dices "oh! mira ese qué bonito que es azul!", pero no, hay que fijarse en lo que tiene dentro y contratar el plan acertado, que se adapte a tus horarios y te de todo lo que necesites.
Algunos se llevan uno normalito por eso de conformarse y no gastar mucho, y se va con esa sensación de que ya volverá otro día a cambiarlo. Relaciones por conformismo, esas de "quiero un novio, me vales tu, no hables, sólo seamos felices sin comunicarnos".
Luego están los que se van con el de última generación que al final utilizan para llamar y poco más, y que no sabes qué mierda tiene. Y entonces te vas diciendo "joder, que móvil más guapo, quieres verlo? es última generación sing-sung-raun y tiene 3G y si lo agitas te dice la velocidad a la que te haces las pajas". Eses al final se acaban cansando, lo utilizan un poco, juegan con ellos, y se acaban comprando uno mejor (o los menos maduran y se compran uno más adecuado a lo que necesitan).
Por último señores, están los que se van con el móvil adecuado, aquellos que salen felices y que hasta que el pobre se les muere no vuelven a la tienda, y cuando vuelven preguntan por su móvil antiguo, "mira, aún fabricais este modelo?".(yo de esto sé mucho, que estuve hasta los trece comprando las mismas gafas sólo que un poquito más grandes).

Y esto, damas y caballeros, es un poquito de mi, de mis tonterías. Nada profundo, a veces la menda es un poquito superficial, pero se le permite. Hay que tomarselo con calma y vivir SLOW que se dice, que al fin y al cabo nos vamos a comer el marrón de vivir de todos modos.


9 comentarios:

Carolina dijo...

A mí no me ha parecido un rollo, me lo he leído entero y me ha gustado, saber un poco más de ti. La verdad es que yo, también me siento un poco como tú, soy demasiado caprichosa y superficial en ciertos aspectos y por más que intento mejorar no lo consigo, que frustración!
Relacionado a lo del amor, buena comparación creo que es verdad... muy pocos dan con el verdadero "móvil".
Las fotos simplemente son geniales, me encanta esa actriz... tengo algunas fotos de ellas en el blog además. Me encantaba en Skins.
Bueno, que yo también te he metido un rollo jaja
Un beso muy fuerte :)

Lau. dijo...

Queee buen rollo, interesante de leer, pq lo he leido todo. Y si a veces hay que calmarse y vivir tal cual dicen "slow". :)
un besoo Ü

¿Me abrazas? Lola dijo...

divertida entrada... sincera, enredada, graciosa... una entrada tipo tour... esto esta aquí, esto es así y lo veo tal y bueno... me gusto... es la primera vez que te comento pero ya voy leyendo varias entradas tuyas desde hace tiempo...
Saludos... ñ_ñ

Saray dijo...

No te enfades con ellos, quizás esten guardandote la sorpresa.
Kien sabe ai ke ser positiva no?
Yo tambien soi bastante orgullosa.
Publica pronto.
MXS BZS**
Aqui te dejo mi blog por si te quieres pasar:
http://reflexionesdeunalocaa.blogspot.com/

Mandarina dijo...

Pues para ser un rollo me lo he leido de cabo a rabo...no dire que no te comas la cabeza porque consejos vendo y para mi no tengo...creo que casi todo el mundo con un poco de cabeza pasa por fases así y en cuanto a lo de los adultos...son así y lo peor de todo es saber que nosotros tendremos que luchar por no convertirnos en otros iguales porque cuando la vida te va dando tumbos por desgracia te das cuenta de que tiendes a parecerte...y sumas otra cosa: diferenciarte! Pero ya verás como en algún momento se pasa la desesperación y todas estas cosas siguen así pero desde el punto de vista de a por todo!

Forgotten words dijo...

No es para nada un rollo es lo que tu piensas y estas sintiendo en este momento, y ya sea mas preocupante o menos eso solo lo puedes medir tú, ya que yo creo que cada persona es diferente y con ello sus problemas tienen mayor o menor importancia segun la vara de medir de esa persona.
Yo tambien pienso que la inspiracion es algo que muy pocos pueden presumir de tenerla :)

Julio dijo...

Las primeras 23 líneas me han bastado para aburrirme de un texto empapado de egoísmo puro. Porque al fin y al cabo la causa de tu escrito ha sido eso, tu enfado, y no estás enfadada por algo serio, no, te has enfadado por el capricho blackberry. Deberías de conformarte con lo que tienes, que hay familias (ya sin referirme al tercer mundo) que comprarle una blackberry a su hijo es un lujo, incluso es un lujo pagarle los libros para su educación y labrarse un futuro, ya ves, tu quejándote porque no te compran una blackberry y ellos quejándose porque no llegan a fin de mes o porque los libros de su hijo son demasiado caros y no se pueden permitir comprarlos. Soy un acérrimo seguidor de tu blog, nunca he comentado pero hoy, no sé, me he sentido expresivo, y sinceramente, tus textos han dejado de ser lo que eran, antes tenías garra y pasión, sabías colocar las palabras en su sitio y si eran malsonantes tú hacías que fueran melodía; tenías la habilidad de hacer que un "hijo de puta" sonase bonito y todo. Creo que no tengo nada más que añadir por mi parte, sólo eso, que ojalá vuelvan aquellos textos empapados de pasión, fiereza, descaro y belleza pura y dura a los que nos tenías acostumbrados. ¡Un saludo!

Dani dijo...

Lo del movil q se agita y te dice la velocidad de las pajas se que va por mi. No me ofendo, veo que al menos te he marcado. Besitos

Laura Larouge dijo...

Daaniiiiii...no em lo pued creer!