miércoles, 25 de julio de 2012

Yo es que tengo un príncipe
Uno de esos que no besaste cuando eran ranas,que me viene a buscar en ciento cincuenta y cinco caballos, color rojo. Tengo un príncipe que no tiene nada de cuento, a no ser que contemos lo de ser felices, y ahí, es donde viene la redundancia.
Es uno de esos seres en peligro de extinción que te abrazan cuando tienes miedo por las noches aunque eso signifique asarse de calor, de los que no se enfadan si lo despiertas a las cinco de la mañana para decirle que te duele la barriga, de los que llegan tarde a casa por estar contigo aunque al día siguiente tengan que madrugar para trabajar, uno de esos especímenes raros que te hacen la vida fácil.

¿Y os cuento un secreto? Adoro que ese principe me trate como a una princesa.

6 comentarios:

Born to be wild! dijo...

Que lindo, no me extraña que sigas teniendo esa magia para escribir que solo tienes tu y nadie mas.
Yo tambien tengo un principe que no es azul ni de colores de cuentos de hadas, es simplemente él y es perfecto<3 un besoo, cuidate, te sigo leyendo Ü

SimPLeMenTe Yioo..! dijo...

Mira que he leído textos tuyos durante mucho tiempo, pero cariño, este es el mejor de todos y no lo dudo ni si quiera.
Eres una genia :)

SMSC dijo...

Jopee Laura, vaya texto más bonito tía. Me ha encantado. Está claro que me encanta tu blog, pero es que este texto ya es pura dulzura y magia. Demasiado, en serio!!

Marie dijo...

¡Pero qué bonito!

la infame dijo...

estoooooooooo, no tendrá un hermano gemelo escondido x ahi???? =P
enhorabuena ^^

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

Suerte de tener un espécimen como ese a tu lado, no lo dejes escapar nunca! un saludo