miércoles, 1 de agosto de 2012


Soy tuya. Tanto como quieras, tanto como pueda.


Creo que me voy a emocionar ya al principio, aún soltándolo de golpe, incluso diciéndolo despacio, aunque tarde en admitirlo.
Estoy creciendo sabes, hacia arriba, hacia los lados, hacia dentro, a tu lado. Creo que estoy naciendo otra vez, que estoy cambiando, que soy otra distinta aunque siga siendo la de siempre.
Dices que se me dio mal hacerme la mayor, que siempre he sido una niña, que soy de las que no crecen, que no crezca más, que me quede como ahora. Y luego dices que cambio, que te acojona, que lo disfrutas.
Somos todo distinto, patas arriba, patas abajo, que somos felices pero aún queda mucho.
Me susurras que no haga planes, que las cosas lleva su tiempo, que te prometa un siempre y te conformas. Y luego sueltas que no eres conformista, que no es eso, que es parecido pero mejor, que
te hago infinitamente feliz, que lo serías más si durmiese esta noche a tu lado.
Yo te decía que tus sueños eran pequeños, que los míos eran demasiado grandes...qué más dará si parece que ahora vienen siendo los mismos, que soñamos paralelos, que es una palabra inexacta, que mejor somos lineas que se cruzan, que si seguimos la misma dirección mejor somos sólo una.
Yo repito cosas cursis, pero tu cantas conmigo en el coche canciones de antes y perdona si me emociono pero nunca me había pasado. Espera que disimulo y te llamo gañán y soso, y te digo que te vayas al cuerno, me tiro en la cama, espero tus besos y hacemos las paces.
Tu te acojonas de nuevo, siempre dices que lo estás pero caminas erguido, me coges la mano y yo pierdo todos los papeles.
Borracha eres simpática, me dices, luego dices que me abstraigo, luego que en qué pienso...pienso que tengo ganas de escribir esto sin borrar nada, sin tachar nada, sin tardar nada.
Tengo miedo te digo, me estoy volviendo insegura, por qué preguntar si me quieres, creo que porque me gusta oírlo.
Cierra los ojos, no, mejor ábrelos, mírame...estoy muy enamorada de ti, no va a haber un después de esto, quiero que seas el último, no quiero dejar de ser así contigo. Pero oye, no me hagas daño, que te juro que mato a palos, y esa sonrisa que dice que va en broma.
Dílo, dilo más alto, pasa vergüenza.
Yo, yo también lo quiero.

-¿Nos casamos mañana?
-Creo que hay que pedir vez, cariño.
-Mmmm..Vale, entonces pasado.
-Pasado mañana entonces.


¿Dónde hay que firmar? Yo ya firmo lo que sea.

6 comentarios:

Forgotten words dijo...

Que belleza de entrada ;) Mundos tan distintos pero a la vez tan necesarios uno para el otro, la gran teoría del xing y el xang..Creo que en estos momentos leer cosas como estas son las que te hacacen alegrarte y dejar que tu corazon sonria ;)

SimPLeMenTe Yioo..! dijo...

Cojonudo tía, no sé cómo consigues superarte.

Madame Garburn dijo...

Me encanta! No he podido parar de leer

Anónimo dijo...

Que bonito! yo también te qui,bueno que me encanta este texto joder! que cosa mas bonita,Hoy tengo el dia muy capullín,me hace llorar hasta las flores! :))
Mira,la vuelta al cole de los niños,me hace llorar verlos entrar a estudiar y con esas sonrisas que yo también tuve de peque.Es una maravilla ver esos pequeños detalles.Hoy paseando antes de trabajar,tocaba el sol,habia una pareja preciosa,dandose besos,lagrimas si.A mi me hace llorar estas cosas que ya no se ven mucho,detalles que nadie ya aprecia,todo se hizo muy superficial.Lo bonito y más perfecto de la vida es lo que se hace de forma autentica.
Yo no me averguenzo de amar,me averguenzo si no puedo amar por una causa estupida.
Un beso

¿Me abrazas? Lola dijo...

Desnudar el alama no es sencillo, así como escribir sin tachones... todo un caos, que llega a tener mucha calma, es extraño, como todo lo que pasa, como lo que al parecer sienten...

Doamna care plânge dijo...

ay que tierno! ♥ jaja tuya siempre