viernes, 30 de agosto de 2013


20 poemas desesperados y una canción de amor.
O llamar a la obsesión, desesperación y falta de atención, de forma errónea, amor.


No me rompas los esquemas de mi vida, no me taches los apuntes del futuro, no me gastes los lápices con los que te escribo que te quiero, no desarmes mis subrayadores para lo importante.
No coartes mi libertad, no difundas tu desesperación en mi rostro; el mundo sería un lugar maravilloso para vivir juntos, por favor no hagas que no lo sea.
No crees problemas, no tengas celos de nada; yo estoy contigo, hasta el final, porque tu risa consiguió lo que no consiguieron las del resto.
Creeme, eres especial, sé que lo sabes porque es contigo con quien paso mi tiempo. No hagas que me arrepienta, no hagas que me de igual.

No hay nada peor que tus inseguridades para que el príncipe azul vuelva a ser sapo. Deja de escribir poemas desesperados, vamos a hacer una canción de amor.

3 comentarios:

cora dijo...

el amor inagotable fuente de pasión...

besitos

SMSC dijo...

Tú como siempre, no defraudas.
Me encanta pasarme por aquí :)

Maia Miau dijo...

Escribes genial. Me ha encantado esta entrada, y el homenaje a Neruda es precioso.
Te empiezo a seguir sin duda, y espero leerte prontito.
Besos desde http://hoyvoyaescribirtesinningunmotivo.blogspot.com.es/