lunes, 18 de enero de 2010

Burbujas de jabón


Ella, con su piel bronceada por el sol, está tumbada encima de la cama en ropa interior con los brazos extendidos hacia el techo y leyendo un libro al revés. Lleva puesta una ropa interior blanca y unas gafas color rojo. Su pelo moreno y ondulado se encuentra esparcido por la cama y tiene los pies apollados en la almohada.
La luz de una cálida mañana de verano entra en la estancia que se viste de colores claros, hace calor y la ventana está abierta. Las cortinas ondean al ritmo del viento.
Él sube las escaleras, camina por el corredor y entra en el pasillo. Comienza a reir divertido, ella lo mira...

-Qué se supone que haces?- pregunta divertido
- Leo- responde ella sin mirar
-Y como lo haces si tienes el libro al revés?- ríe él

Ella se queda mirando fijamente al libro con espresión resuelta y enfadada, pero se da cuenta de que tiene razón, estaba tan abstraida pensando en otras cosas que nisiquiera se había enterado de ese pequeño detalle. Entonces, cuando su cara se queda seria y parece que va a gritar cabreada, comienza a reirse a carcajada limpia, deja el libro a un lado, se quita las gafas y ríe divertida.
Entonces él sortea los pocos pasos que los separan y se tumba con ella en la cama. Ella ríe y de repente, cuando se miran se queda seria, quieta.

- Me gusta cuando ries-dice el sonrriendo
-Me gusta cuando te gusta que ría- dice ella y sus ojos hacen una estraña mueca que deja ver el brilo de sus ojos, ese brillo contagioso, lleno de vida.

Entonces ella se acurruca en su pecho, busca a tientas su mano, la coge, se la acerca a la boca y la besa dulcemente.

-Soy feliz. Y tu?- dice despacio, abstraida.
-Yo...también-balbucea sorprendido. Realmente es feliz, todo va bien,increiblemente bien.

Ella se levanta y camina hacia el baño, mientras se quita la ropa interior, él la mira deslumbrado, como siempre.
Ella cierra la puerta del baño, uqe inmediatamente se abre. Su cabeza sale por el huequecito que ha dejado, tiene una esponja y un gorro de ducha y está encantadora. Y divertida, sexy, natural.

- Me frotas la espalda? Esque no me llego- se encoje de hombros y sonrrie.
- Solo si te quitas ese gorro espantoso- grita el mientras ríe divertido, y corre sacandose la ropa por el camino, hacia la puerta del baño.

Dentro risas, sonrrisas, miradas, besos, espuma, más risas, gritos, chillidos y agua, mucha agua.




Para quién escribo? O mejor...en qué me inspiro?
Es quizás una buena pregunta.Escribo para mí y aveces para emocionar a alguien.
Sobre quién escribo? A veces no hablo sobre nadie, otras veces me invento personas, otras van claramente hacía una persona,ese que siempre sabe inspirar mis palabras más preciosas...para él va esta historia, para compartir un poco de futuro con él. A esto me refiero cuando digo que pienses en mañana, deleitate con futuros recuerdos y la solución vendrá a modo de eureka. Cuanto menos pienses en los segundo que pasan, más rápido pasarán...y al final te darás cuenta, de que el tiempo no importa, que lo precioso es soñar, construir futuros recuerdos... e intentar realizar esos sueños a modo de fantasía. Te quiero, sé que no tengo derecho a decirlo, pero te quiero Ignacio.

2 comentarios:

Francisco M. Ortega Palomares dijo...

Gracias por la cita Laura. Un saludo cordial.

cigarettes-coke dijo...

No tengo palabras para describirlo pero si dijera algo seria; encantador.
Os adoro cuando estais juntos, sois tan divertidos y especiales..
Tengo ganas de veros :)
Te quiero pequeña♥