viernes, 8 de enero de 2010

TAN FÁCILMENTE PRESCINDIBLE.


Hoy no quiero hablar de amor, de sentimientos; no quiero hablar de ideas dificiles de entender, de nada demasiado complicado.
Es simple, tanto que no entiendo porque me produce esta sensación de felicidad, pero es un sentimiento bellísimo que me embarga y me hace sentir viva, como si en ese momento, en ese pequeño instante, la inmensidad callara y pusieran un par de estrellas y un cielo grande para que los contemplara.
Es agradable disfrutar de tu compañía, escuchar divertida tu risa, ver tus cambios de humor, oir esas pocas palabras que se escapan de tu boca, dar paseos a ninguna parte y no decir casi palabra. Amo con todo mi corazón esas conversaciones superficiales, poco serias, con muecas, que no dicen nada y hacen que mi mente descanse y simplemente pueda reir porque sí, porque me toca.
Quizás este abusando de tu confianza, ciaertamente sé que algún día te aburrirás de no hacer nada conmigo, de simplemente pasear en silencio o hablar un poco sobre nada en especial, pero disfruto tanto de tu compañia que no puedo dejar de no hacer nada contigo.

Te quiero, pero es un te quiero muy diferente. Te quiero porque no me haces pensar, porque
es simple y faácil compartir mi tiempo contigo, porque me haces ser adulta y niña; te quiero porque eres así, tan simple y descomplicado. Nunca te lo he dicho y no pienso decirtelo nunca, para que complicar todo con conversaciones serias?
Te quiero porque no te necesito, porque eres prescindible, porque puedo borrarte, porque no te
debo nada y tu a mi tampoco; porque no eres necesario en mi vida, por eso precisamente te quiero tantísimo. Te quiero porque no tendría por qué hacerlo, porque sacarte de mi vida sería tan fácil como dejar de hablarte; esa es la frase: TAN FÁCILMENTE PRESCINDIBLE.

Aún no sé como he logrado vivir tantos años sin tí, sin ese no dar y no pedir; compartir solo tiempo, un helado, un croisant, un café o una cocacola, un zumo de zanahorias, un billar, un paseo hasta la cabana. Me gusta tu compañiía.
Y lo que más me gusta de tí esque algún día decidiré prescindir de tí y no pasará nada. Solo quedaras como un recuerdo, algo bonito, simple, una preciosa amistad.

Sí, ese será el titulo: TAN FACILMENTE PRESCINDIBLE

2 comentarios:

cigarettes-coke dijo...

me encanta, te quiero igual a mi.

Laura Pérez Gilabert dijo...

esque es parís(L) jajajjaja yo tb te quiero igual a mi