domingo, 19 de junio de 2011

Ahora que ya casi somos libres, o que lo somos pero no queremos admitirlo, vamos a tener que pensar que hacer con esta libertad, cómo gastarla, cómo hacer que nos haga felices, cómo pegárnosla al cuerpo como una segunda piel.
Ahora que ya casi todo termina, o comienza, quien sabe, tenemos que hablar de no hacer más planes que los justos para que no nos pille otra vez el frío del invierno y haga que nos entre la alergia a estas cosas locas que se nos ocurren los jueves bebiendo cerveza en el pub de siempre.
Ahora que ya casi somos, pero no por ello somos más, ni mejores ni peores, debemos tener en cuenta que si nos agarramos las manos tendremos que acostumbrarnos poco a poco a la temperatura del otro.
Ahora que ya no somos los mismos y que no sabemos si esto esta bien o mal, ahora que ya no hay amor de por medio, te invito a que nos conozcamos de nuevo, a que juguemos a sorprendernos contándonos todas esas cosas que jamás nos contamos porque antes no importaba nada. Te invito y te pido que si quieres, y sólo si quieres, vengas a buscarme mañana con muchas más ganas que antes, sabiendo que, ahora que el amor ya no ciega, si quieres te dejo ver todo aquello que no enseñe antes porque no sabía que lo tenía, o porque lo sabía y tenía miedo de que no te gustara.

Quién dijo que todo tenía que ser así, quién dijo que tuvieramos que conformarnos, quién dijo que lo más cómodo era lo mejor...quién dijo que de algo muerto no puede nacer algo hermoso.

5 comentarios:

manolilloc2c dijo...

efectivamente, de algo "que qreiamos muerto" (ahi va mi matiz) puede nacer la mayor de las maravillas...

Inés del Sol.. dijo...

Es precioso. Dos personas sin miedo a mostrarse tal y como son.

un besazo :)

Mr.Jones dijo...

Genial!

Jesa dijo...

Really lovely blog!
x, Jesa

Jesa dijo...

Really lovely blog!
x, Jesa