domingo, 30 de octubre de 2011

Porque hay camas que cuentan mejor historias que cuentacuentos y tienen más arrugas que el mundo, y mira que el tío es viejo.Y  hay miradas que deberían estar prohibidas en horario protegido y leyes que están muy bien aunque sólo sea para saltártelas, sobretodo un lunes con ganas de tirarte al mundo, sólo por verle tan jodido como te ha visto él a veces. Y deja que suelte una carcajada mientras te lo digo y te ponga esa cara, justo esa, que sé que es ilustrativa.
He de decir que se que todavía no sé todo lo que debería y mucho menos todo lo que podría saber a estas alturas de mi vida, pero a veces, cinco minutos antes de caer en sueño profundo, me invade la certeza de que el mundo y yo tenemos secretos por los que nadie pagaría ni un duro, y aún así, sé que son importantes.
Que pocas personas me han visto llorar desconsoladamente, y la gran mayoría ni se acuerdan de qué es ver cómo me derrumbo, y pese a todo me siento humana a horario completo, incluso cuando viene el invierno y se me congela el cerebro. Sim embargo, la gran mayoría me han visto hablar a un ritmo descontrolado y pocas callada y sin palabras, paradojas de esta vida; decir que soy tímida pero al revés, es decir, de piel para dentro.
Puede que muchos días no crea en nada, ni en nadie, pero hoy parece que el mundo me está devolviendo las muchas que me debía en forma de horas muertas tirada en cama, tú al otro lado del teléfono, contándonos todas esas cosas que jamás le contamos a nadie porque pensamos que no entenderían que son partes de lo que somos, y que por mucho que joda, no nos arrepentimos de las cosas buenas, y mucho menos aún de las malas.
Hoy leí que recordar es ir por la vida haciendote daño, pero a  veces todavía grito su nombre cuando me hacen cosquillas, y sé que si hay algo bueno en esta vida es el olor a sabanas recien lavadas y esos momentos que sabes que siempre llevaran un nombre. No llevar cosas dentro es no ser nadie, decir que me gustaría no haberlo hecho es arrepentirse de lo alto que llegamos, aunque luego nos calléramos y no nos callaramos.
Siento satisfacción cuando vuelvo a hacer cosas que hice ya antes, y me doy cuenta que crecer es repetir errores que cada día te saben mejor, y que hasta después de años no reconoces como victorias; las victorias son al fin y al cabo, errores a los que les pillamos cariño o aquellos de los que estamos seguros, o simplemente mirarlos de lejos y sentir que hiciste lo que debías.


Decir adios y cerrar puertas al pasado no está en mis planes de futuro. Y para aquellos que dicen que olvidar es superarlo les digo, orgullosa de mis palabras, que olvidar sólo es tapar los ojos y asegurar que no ves nada.

10 comentarios:

Lucía dijo...

Déjame decirte que cada vez adoro más tus textos! y que cada vez te lee más gente. Uso tus textos los pongo en entradas de tuenti pero siempre pongo abajo la dirección de la que proviene, como con todos los demás textos, he querido decírtelo por que quizás te moleste. Este es precioso, como todos los demás. :)

Paul Scourgen dijo...

oye tu, gracias.

Laura Larouge dijo...

Claro que no me molesta, es más, me siento agradecida. Muchas gracias por tus palabras, me animan muchísimo =)
Pablo, de nada xd

Carolina dijo...

Hacía tiempo que no me pasaba por aquí, y como echaba de menos tus entradas... cada una es mejor.
Me siento muchas veces identificadas, y otras, es que me engancha tanto la manera en la que escribes, que se me hacen cortas(aun cuando son largas, que paradoja, lo sé)
Y he de decirte, que yo tampoco quiero olvidar nada, de que sirve hacer las cosas si luego tienen que ser enterradas en el olvido...
Un beso :)

Mandarina dijo...

Se olvida cuando de repente notas que no duele, no cuando te lo propones...
A mi también me pasa que la gente tiene una idea de mi que no es, generalmente más fuerte!
Siento no pasarme a menudo, pero para tus textos necesito un rato :)

Never Give Up dijo...

Impresionante, como siempre :)

Mari Carmen Burrueco dijo...

Llevo leyéndote desde hace un año, o quizás más pero hasta ahora, creo, que no me he atrevido a comentar, es genial todo lo que escribes, me encanta y me encantaría algún día llegar a escribir la mitad de bien de como lo haces tu, seguiré pasándome por aquí y de vez en cuando comentaré estas maravillas que escribes, sigue así y llegarás lejos.

SMSC dijo...

No sé exactamente lo que tienes en las manos,pero logras hacerme alucinar. Me erizas la piel y eso poca gente lo sabe hacer :)

Lily dijo...

Precioso :)
Me encanta lo que escribes y cómo lo escribes!
Un besito!

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

cinco minutos antes de caer en sueño profundo, me invade la certeza de que el mundo y yo tenemos secretos por los que nadie pagaría ni un duro, y aún así, sé que son importantes. Me encantó esta frase y pienso lo mismo que tu sobre la última. Me haces estremecer con todas tus entradas! me fascina tu blog! un beso ^^