jueves, 22 de marzo de 2012

Dónde están los límites de la paciencia, hoy no logro encontrarlos. Nos equivocamos de pleno soñándonos juntos sabiendo que no sabíamos hacerlo, que había planes que escapaban de nuestras manos.
Y rajaste mi puto corazón de arriba abajo cuando quisiste acercarte y yo te abrí sin coraza ni excusas, completamente con las verdades desnudas y los sueños arrastrando por el piso. Abriste en canal el refugio de cada uno de esos sentimientos que yo aprieto fuerte contra mi pecho para que no se derramen, y fue entonces cuando tuve que tirarme al suelo como si estuviera rezando, para recogerlos.
Nunca fuiste mío, ni un instante, y lo único que me quedan son mentiras, recuerdos manchados de engaños, besos sin miradas de amor, dos meses con los ojos cerrados a cal y canto agarrada de tu mano como si supieras qué hacías. Hasta yo cuando soy cruel soy más humana que esto, hasta yo cuando soy mentirosa digo más verdades, hasta yo cuando derramo sentimientos sé hacerlo más dulce.
Quítate esa armadura de miedos e inseguridades y pon de manifiesto al hijo de puta que llevas dentro, porque abrazarte de noche cuando lloras porque tienes miedo de que te haga daño ha sido lo que más idiota me ha hecho sentir ahora que sé que lo fui todo el tiempo.

Nunca os fiéis de alguien que prefiere dormir a hacerte el amor.

3 comentarios:

Forgotten words dijo...

Dios que entrada... Solo puedo decirte que cuando vives algo así, no merece la pena quedarte con lo malo, si hay algo bueno rescatalo, quedate con eso y sigue para adelante, no dejes que esto pueda contigo y no te quedes estancada, porque como el te lo ha demostrado, no merece la pena

chicacocodrilo dijo...

genial, como siempre.

SMSC dijo...

Ufff, que manera tienes de escribir chica. En serio, meencanta y ya no sé ni como decírtelo :$