viernes, 5 de octubre de 2012

Nunca dejes que nadie guíe tu vida, porque es tuya y nadie más va a vivirla por ti de lunes a domingo como tú haces. No les des el poder de moldearte a su antojo, porque has nacido siendo persona y no mereces que nadie te quite la realidad de serlo por ti mismo.
No aflojes ni pierdas tu tiempo intentando ser igual a nadie, sucedáneo de algo, intento de alguien; has venido al mundo para ser único y que te quieran así, sin condiciones de ningún tipo ni letras pequeñas. No cedas ante el miedo o el agobio, tienes tu sitio y vas a encontrarlo.
No te conformes con nada, por muy bueno que sea si sientes que mereces algo mejor que no te tiemble el pulso, es mucho más respetable estar triste por intentar ser feliz, que intentar ser feliz para no estar triste.
E igual hoy el mundo es una mierda, pero créeme, se pasa, lo digo por experiencia.

2 comentarios:

SMSC dijo...

Que buena esa frase del final y qué razón tienes :)

Si.el.corazón.pensara.dejaría.de.latir! dijo...

Me ha encantado la entrada, es justo lo que necesitaba leer en este momento para reponer fuerzas y darme cuenta que no importan las caidas, siempre hay que levantarse pase lo que pase. Y la foto me parece preciosa! un saludo