miércoles, 19 de junio de 2013

Me declaro en quiebra, ya no puedo seguir pagando más multas por exceso de velocidad en tu cama. Hoy lo tenemos que hacer respetando las reglas.





Los últimos siete meses se pueden resumir en ese día que encendí la cámara de video del móvil en cama y estuvimos discutiendo un buen rato, al final te reiste y yo te di un beso y apagué la cámara.
Supongo que eso es nuestro día a día, gritamos, reñimos, alguien dice que ya está y nos reímos; porque no, no está, sabemos que cuando tengas que dejarme en casa te pondré mala cara y tu me llamarás idiota.

1 comentario:

Forgotten words dijo...

Y al fin y al cabo de eso se trata el amor no, de querer a una persona por lo que aporta, pero sobretodo por amar esa virtud-defecto, que igual es la razón por la que lo matarías, pero a la vez porque es ÉL y no otro el que ocupa tu corazón.